El caso del alumno de un colegio de San Antonio de Padua hace resurgir las dudas sobre esta temática del espectro autista.

El Síndrome de Asperger es una condición del neuro-desarrollo, una variación del desarrollo que acompaña a las personas durante toda la vida. Influye en la forma en que Estas dan sentido al mundo, procesan la información y se relacionan con los otros, según consignaron profesionales de la Asociación Asperger Argentina (AsAAr). El caso de un chico de un colegio de San Antonio de Padua hizo resurgir dudas en la comunidad de los padres.

Aunque se desconoce su causa, hay fuerte consenso en la comunidad científica en señalar que es de orden neuro-biológico. De la misma manera, hay una aceptación universal acerca de que el mismo no se produce por problemas afectivos ni por el tipo de educación recibida. Tiene una mayor incidencia en varones que en mujeres y en estas, se manifiesta de una manera más sutil y encubierta.

Características

Presenta un cuadro de alteraciones neuro-biologicas en las que existen desviaciones o posibles déficits en los siguientes aspectos del desarrollo:

– Conexiones y habilidades sociales.- Uso del lenguaje con fines comunicativos.- Características de comportamiento relacionados con rasgos repetitivos o perseverantes.- Una limitada gama de intereses.- En la mayoría de los casos torpeza motora.

Entre sus características, teniendo mucho cuidado en no desatender que cada persona es única y particular, existen rasgos que pueden considerarse altamente positivos y otros en los que suelen presentar dificultades, señalan desde AsAAr. En el primer grupo encontramos las capacidades relacionadas con la inteligencia dura, racional, etc. Mientras que en el segundo, aquellas vinculadas a la inteligencia blanda, emocional, con pluralidad de significados, que cobran mucha importancia a la hora de relacionarse e insertarse en todo tipo de entornos sociales.

En el segundo grupo, los puntos débiles vinculados a lo social, son los inconvenientes para percibir los aspectos no verbales del lenguaje, especialmente el lenguaje corporal y gestual, los códigos implícitos en la comunicación, la relación con el contexto y los cambios simultáneos y vertiginosos de las situaciones sociales, la tolerancia y la frustración, el aplazamiento y la espera. 

Suelen ser literales y presentan limitaciones para interpretar chistes y metáforas. Esta dificultad social viene acompañada de mucha ansiedad y a veces también de depresión.

Por: Pablo E. Cervigni

No hay comentarios

Dejar respuesta